Syrah

Vino con intensos aromas a frutos rojos, que se abren lentamente hacia fruta madura y especias, junto con un elegante toque a tostado proveniente de su guarda en barrica. Redondo, de taninos sedosos y un final prolongado.